Comprometidos con la innovación

Porque somos una empresa que mira continuamente hacia el futuro, hemos forjado desde siempre un fuerte compromiso con la evolución y las nuevas creaciones.

En INGALP somos conscientes de que es necesario trabajar siempre de la forma más eficiente para mantenerse competitivos en un mercado que, como el nuestro, no descansa. Por eso, y para mantenernos a la vanguardia de nuestra industria, estamos comprometidos a buscar y desarrollar nuevas y continuas mejoras tanto en los productos como en los procesos de producción.

Nuestros métodos de trabajo

Desarrollamos nuestros productos a partir de dos procesos de producción diferentes como son el rotomoldeo y el moldeo por proyección. A continuación te contamos un poco más sobre cada uno.

Rotomoldeo

El rotomoldeo, también llamado moldeo rotacional, es un proceso de producción que permite obtener piezas de gran resistencia. El proceso consiste en introducir un polímero (en nuestro caso polietileno de alta densidad) en estado líquido o polvo dentro de un molde y este, al girar en dos ejes perpendiculares, permite que el polímero en cuestión se adhiera a su superficie, dando así forma a la pieza a fabricar.

Algunas de las ventajas de este proceso son su economía, ya que ofrece resultados que serían más caros con otros métodos, versatilidad, reducido número de desperdicios y la posibilidad de producir piezas de distintos espesores, colores y materiales sin necesidad de hacer grandes modificaciones en el proceso productivo.

Moldeo por proyección

Este proceso, utilizado generalmente para crear piezas de gran tamaño, sobre todo aquellas en las que un lado del producto final no se ve, es un método de moldeo en el que una resina es pulverizada junto a la fibra hacia un molde reutilizable. La resina y la fibra pueden ser aplicadas por separado o simultáneamente por un flujo combinado desde una pistola dosificadora de resina y cortadora de fibra. Esta técnica cuenta con grandes ventajas para la producción de contenedores y otro tipo de productos entre las que cabe destacar que es un proceso muy económico que utiliza tanto herramientas como materiales de bajo costo y que es una técnica perfecta para producir objetos livianos y de gran resistencia, algo perfecto para utilizarla en la fabricación de contenedores.

Nuestros compromisos

Buscando satisfacer todas y cada una de las expectativas de nuestros clientes, desde INGALP adquirimos ciertos compromisos que buscan garantizar el servicio y el producto final que ofrecemos a nuestros clientes.

Capacidad de
aprendizaje

El éxito de una empresa depende en gran parte de su capacidad de aprendizaje, por lo que nosotros nos esforzamos continuamente para aprender de las experiencias diarias y aplicar las lecciones y conocimientos aprendidos en las nuevas situaciones que se nos presenten.

Creatividad
continua

Buscando ofrecer siempre los mejores productos, en INGALP trabajamos para encontrar nuevas y mejores maneras de llevar a cabo nuestras tareas a fin de que la optimización de tiempos y costes de producción redunde en un servicio y un producto más eficiente para el cliente.

Introducción continua de mejoras

Ser innovadores conlleva que nuestros productos nunca estén terminados. Por eso siempre estamos buscando posibles mejoras que les garanticen a nuestros clientes que con nosotros siempre obtendrán el mejor y más avanzado producto posible.

Desarrollo
sostenible

Porque vivimos en un mundo que es necesario cuidar, trabajamos para que la innovación y las nuevas formas de desarrollo promuevan un crecimiento sostenible de nuestra empresa, concibiendo esta sostenibilidad en sus tres vertientes: social, ambiental y empresarial.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en mas Información